Crema pastelera sin gluten y sin lactosa

Pues eso, que me han entrado muchas ganas de hacer una recetita utilizando crema pastelera y me di a la tarea de preparar un buen tazón que tengo destinado para diversas preparaciones que poco a poco te iré compartido por aquí 🙂

No te puedes imaginar la cantidad de versiones de cremas pasteleras que encontré cuando me puse a investigar, hay quienes la toman de base para elaborar otras preparaciones como la crema de limón, la crema frangipane (de almendras), etc, etc… pero en todos los casos la forma de preparar es bastante similar.

Por lo general este tipo de cremas se suele espesar utilizando harina de trigo, sin embargo en mi caso lo he hecho a base de MAIZENA además de sustituir la leche entera por leche sin lactosa, en fin, no digo más y aquí te dejo la receta.

Receta de crema pastelera sin gluten y sin lactosa

Ingredientes:

  • 300 ml de leche (yo usé KAIKU sin lactosa)
  • 100 gr de azúcar
  • 50 gr de MAIZENA
  • 2 yemas de huevo
  • ron y esencia de vainilla al gusto

Preparación:

Pon a calentar 2/3 de la leche a temperatura media, añade además la esencia de vainilla (o aroma) y espera a que comience a hervir removiendo de cuando en vez.

Mientras tanto separa las yemas de las claras, éstas últimas no las usaremos en esta receta así que resérvalas en la nevera para otra preparación.

Bate las yemas con el azúcar vigorosamente con ayuda de unas varillas de cocina o batidora preferentemente, hasta que se blanqueen, diluye la MAIZENA en el resto de la leche e incorpórala a las yemas y continua batiendo hasta que no se vean grumos.

Cuando la leche esté a punto de ebullición retira del fuego y agrega la mitad a la mezcla de las yemas y remueve vigorosamente; verás como genera mucha espuma. Vuelca nuevamente todo a la olla y añade una copita de ron (esto es opcional). Lleva nuevamente al fuego hasta que rompa hervor; deberás remover constantemente y sin descanso para evitar que se quede pegada al fondo de la olla.

Este es un proceso lento y gradual, a la vez que remueves notarás que poco a poco la crema va cogiendo consistencia, espesando por acción de la MAIZENA, la espuma desaparece y en su lugar coge brillo; cuando eso retira y deja templar.

Al final nos tiene que quedar una crema no muy líquida ni tampoco muy densa, si ves que tiene textura grumosa puede que la hayamos cocinado a una temperatura demasiado alta, pero esto tiene fácil arreglo pasándola por la batidora con varillas unos pocos minutos.

Y ya la tienes!, si no la vas a usar enseguida te recomiendo que la guardes en la nevera preferentemente tapada con una hoja de papel film para que no genere costra en su superficie.

Yo la he preparado esta tarde ya que mañana tengo pensado hacer un super postre que estoy segura te encantará… estate atento(a) no te lo pierdas!! 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s