Manzanas envueltas en hojaldre con relleno de crema (sin gluten – sin lactosa)

Asturias tiene mucha fama en cuanto al tema de la repostería, y no es para menos, cada vez que paso por alguna confitería y veo los escaparates literalmente “babeo”, que cosas mas buenas se ven, pero como no puedo consumirlas pues me quedo con las ideas e intento reproducirlas en casa en modo “singlu”, hoy te comparto una de ellas.

Creo haber dicho en otras publicaciones que el hojaldre a mi me enloquece; siempre que veo recetas o ideas con hojaldre yo quiero prepararlas y por supuesto comerlas, así que por eso hoy he querido darme el capricho con estas manzanas envueltas en hojaldre.

La receta la puedes preparar fácilmente utilizando hojaldre comercial, el que yo suelo usar es de la marca ADPAN, es quizá el más parecido al hojaldre de siempre, no notas casi la diferencia.

Receta de manzanas envueltas en hojaldre con relleno de crema (sin gluten – sin lactosa)

Ingredientes (para 2 personas)

  • 1 lámina de hojaldre (marca ADPAN – sin gluten)
  • 2 manzanas tipo gala
  • 40 gr de azúcar blanca
  • ramita de canela
  • abundante agua
  • clara de huevo
  • crema pastelera

Preparación:

Ayer compartía por aquí la receta de mi crema pastelera sin gluten y sin lactosa, así que has de anticiparte y prepararla como primer paso.

Posteriormente pela y descorazona las manzanas, ponlas a cocer en abundante agua con azúcar y canela durante unos 20 minutos aproximadamente o hasta que se noten cocidas, de eso que pinchas con el tenedor sin esfuerzo.

Extiende la lámina de hojaldre sobre la mesa de trabajo o encimera y extiende ligeramente con ayuda de un rodillo; si notas que la masa esta pingosa puedes espolvorear un poco de harina (pero muy poca). Corta la masa en 2 cuadrados en de las mismas dimensiones, coloca la manzana en el centro de cada recorte y rellena el hueco de la manzana con la crema pastelera, posteriormente envuelve y sella bien para que el relleno no se salga.

Con los sobrantes de la masa recorta dos trocitos pequeños con forma de hoja y pégalas por encima de cada manzana untándola con clara de huevo por toda la superficie, esto también servirá para que cojan un poco más de color.

Hornea a 200 grados durante unos 25 a 30 minutos (horno precalentado), verás como aumentan su tamaño y se ponen muy doradas, cuando eso retira y deja enfriar a temperatura ambiente antes de comerlas.

El corte es simplemente maravilloso, no tienen nada que envidiarle a las auténticas, se preparan muy rápidamente y además sin gluten.

¿Te apetece? 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s