Tarta de cumpleaños 3 spiderman (sin gluten)

AVISO: Spoiler!… La tarta que os voy a compartir hoy, está inspirada en el meme de los 3 spiderman tan famoso (para todos los frikis como yo) que anda por la web, al que hicieron homenaje en «No way home», cualquiera la ve se piensa que la hice para mi hijo 😛 pero en realidad se la hice a mi marido que es muy fan!, y por supuesto y como siempre libre de gluten.

Cuando se acerca un cumpleaños que celebrar, empiezo a pensar un poco en la temática de la tarta que quiero preparar con un poco de antelación; pero luego si de pronto surge otra idea mejor pues hay cambio de planes, es lo que me pasó con esta tarta.

A estas alturas puede que casi todo el mundo haya visto la última peli de Spiderman, mi marido y yo sin embargo tardamos un poco en verla, y cuando finalmente la vimos lo tuve claro, cambio de planes a falta de una semana para el cumpleaños.

Pero bueno, sin enrollarme más, por aquí te dejo la idea de decoración para la tarta de los 3 Spiderman, si buscas inspiración para hacer algo parecido aquí la tienes 😉

Receta de Tarta de los 3 Spiderman (Sin gluten)

Para el bizcocho:

  • 200 gr de preparado sin gluten
  • 125 gr de azúcar blanca
  • 1 sobre (15 gr) de levadura química
  • 80 gr de margarina o mantequilla
  • 3 huevos
  • 1 yogur natural
  • aroma de vainilla

Para el relleno y cobertura:

  • 400 ml de nata para postres
  • 75 gr de chocolate negro
  • 125 gr de chocolate blanco
  • Natafix o cremor tártaro (opcional)

Para la decoración:

  • Huevos de chocolate
  • Fondant de azúcar color blanco
  • Colorantes comestibles en gel
  • Palillos de madera

Preparación:

Te recomiendo empezar elaborando las figuras al menos un día antes de preparar la tarta, para que se sequen y endurezcan, ya que están hechas a base de fondant de azúcar, que al manipularse suele estar un tanto inconsistente.

Empecemos….

Divide el fondant en 4 partes, dos más grandes y dos más pequeñas; utilizaremos 3 colores: rojo, azul y negro, una parte la dejaremos blanca. Si compras el fondant ya pintado también vale, pero sino ayúdate de un palillo para añadir el colorante y poco a poco lo iremos mezclando hasta que coja el tono deseado; lávate las manos cada vez que cambies de color sobre todo con el negro pues luego de eso te quedan las manos perdidas!!

También puedes utilizar guantes, aunque yo en lo personal no lo hago porque me vuelvo muy torpe :/

A continuación, extiende el fondant de color rojo con ayuda de un rodillo, y recubre un huevo de chocolate, habiendo quitado el papel previamente. Alisa con ayuda de tus manos o de un trocito de fondant, de manera que no queden marcas en la superficie.

Forma los ojos con fondant blanco y negro, pégalos asegurándote que queden en la posición correcta, la parte de arriba del huevo debe ir hacia abajo. Con ayuda de una esteca, cuchillo o palillo de madera (lo que tengas mas a mano), forma líneas para simular el traje de telaraña y con mucho cuidado de no romper el huevo, incrusta suavemente un palillo de madera por donde va el cuello, haciendo movimientos como de atornillar, despacio y poco a poco, el caso es perforar el huevo para que quede bien sujeto al cuerpo.

Para formar el cuerpo utiliza fondant de azúcar de color azul y rojo, empieza por las piernas, incrustando además en cada una un palillo de madera para poder incrustar en el bizcocho y que quede bien fijado. La cabeza de huevo es un poco pesada y de no poner palillos se nos desmorona entero!

De todas formas, en el vídeo de abajo tienes explicado con lujo de detalles todo el proceso de elaboración de nuestros amigos arácnidos, por si quieres consultarlo y verlo más detenidamente.

Para complementar la decoración he hecho unas letras con la fuente de Spiderman, y unas telarañas hechas con chocolate blanco para que se vea más vistoso. Para no llevarte sorpresas, como que se te rompan a último momento, te sugiero hacer varias… por si acaso.

Consérvalo todo alejado del calor y de la humedad, para que se seque y se mantenga consistente hasta el momento de decorar.

Preparamos el relleno…

Lo siguiente es preparar el relleno, es importante que esté muy frío para que sea fácil de colocar y para que esté más bueno. Para ello asegúrate de mantener la nata para postres en la nevera al menos unas 8 horas antes de empezar a prepararlo.

Funde el chocolate blanco al baño maría o en microondas, removiendo y removiendo hasta que esté totalmente líquido. Reserva hasta que ya no esté demasiado caliente. En otro bol vierte 3/4 partes de la nata para postres y añade una cucharadita de cremor tártaro (esto es opcional), a mi me gusta ponerlo porque queda con más consistencia y hace que monte con más facilidad.

Bate con ayuda de una batidora, o manualmente con unas varillas hasta que esté ligeramente montada, añade el chocolate blanco fundido y rápidamente continua batiendo hasta que todo quede integrado, reserva en la nevera dentro de una manga pastelera con boquilla rizada hasta el momento de decorar.

Horneamos el bizcocho…

La receta del bizcocho que aquí te comparto es muy sencilla, vamos, muy básica, tu puedes utilizar la receta que más te guste, en mi opinión al llevar tanto chocolate y tanto dulce, me gusta más un bizcocho sencillo no muy empalagoso, pero bueno, eso cada quién.

Funde la mantequilla o margarina y añade el azúcar, los huevos, el yogur y el aroma de vainilla, mezcla todo hasta que quede una crema brillante y homogénea; posteriormente añade la mezcla de preparado sin gluten (Yo suelo usar la marca Schar Mix C) junto con la levadura química, y continúa removiendo hasta obtener una mezcla en la que no queden grumos.

Vuelca la mezcla en el molde de hornear e introdúcelo al horno a 170 grados (habiéndolo calentado previamente unos 15 minutos), espera unos 25 a 30 minutos hasta que veas que está doradito por encima, notarás que está hecho porque huele de maravilla, si te aseguras introduciendo un palillo antes de sacarlo mejor, si el palillo sale seco es que ya está listo. Deja enfriar bien antes de desmontar y por supuesto antes de decorar, normalmente yo suelo hornearlo la noche antes.

A decorar…

Una vez reposado el bizcocho, procede a cortarlo en 2 mitades, y rellena generosamente con la nata montada con chocolate que previamente preparaste, coloca la otra mitad por encima y recubre los bordes con papel vegetal y reserva en la nevera. Ahora haremos la capa de encima con ganaché de chocolate negro.

Para la ganaché calienta un poco lo que ha sobrado de la nata para postres, cuando empiece a humear añade el chocolate negro y funde sin dejar de remover, retira del fuego y deja que temple un poco. Cuando ya no esté demasiado caliente vierte por encima del bizcocho hasta cubrir toda la superficie, entre más gordita quede la capa de encima más buena estará. Reserva nuevamente en la nevera hasta que endurezca.

Al cabo de unas 2 horas retira cuidadosamente el papel vegetal, y recubre los bordes del bizcocho con la nata de choco blanco del relleno, asegúrate de repartirla equilibradamente para que luego no tengas sorpresas!

Por último colocaremos a nuestros amigos y el resto de la decoración de la manera que mejor nos guste y voilà, ya tenemos nuestra super tarta de los 3 Spiderman 😀

Espero te haya gustado tanto como a nosotros, ha sido una gran sorpresa y lo hemos pasado genial, tienes el vídeo debajo.

Feliz cumpleaños sin gluten 😉

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s