Vasitos napolitanos para el día del padre (Sin gluten)

Que ganas tenía yo de que llegara este día, venía pensando en como sorprender a papá con un poquito de chocolate, azúcar y otros pecados dulces que merece la ocasión 😀 y como han estado buenísimos voy a compartir contigo la receta del que ha sido nuestro postre especial para celebrar el día del padre, por supuesto sin gluten! 😉 Felicidades papás!

En mi país falta mucho todavía para celebrar el día del padre, no obstante nos coincide casi con el cumpleaños de mi viejito, así que siempre tenemos más de un motivo para celebrarlo con postre rico 🙂

En España y algunos otros países, el día del padre se celebra hoy, y como es usual en casa solemos preparar alguna comida especial, y el postre por supuesto no puede faltar. A veces tengo una idea fija en la cabeza, pero como siempre ando corta de tiempo al final acabo haciendo otra cosa y por lo general suele ser una tarta fría; son ideales para hacer incluso el mismo día, no necesitan horno y además parece que caen menos pesadas después de una buena comida.

Para variar un poco, esta vez quise presentarlas en vasitos, y combinar sabores que a todos nos gustan: Fresa, chocolate con leche y una mezcla de chocolate blanco y vainilla… buaa delicioso! 😛 no se porque esta combinación se llama así «Napolitano» lo que si se es que está buenísimo, así que si ya empezaste a salivar solo de leer, te animo a que lo prepares en casa; a continuación te dejo la receta.

Receta de vasitos napolitanos (Sin gluten)

Ingredientes (para 4 vasitos):

  • 80 gr de chocolate blanco
  • 60 gr de chocolate con leche o negro (el que mas te guste)
  • 250 ml de nata líquida para postres
  • 3 láminas de gelatina neutra
  • 1 yogur natural
  • galletas tipo maría (Special Line son sin gluten)
  • 150 ml de leche
  • Natafix o cremor tártaro (opcional)
  • almendra crocanti (opcional)
  • sirope de fresa
  • agua

Preparación:

Empieza por triturar las galletas maría, las que suelo comprar son de la marca Special Line, también uso de la marca Gullón, tu puedes utilizar de la marca que normalmente consumas.

Reparte en cada vasito las galletas trituradas de modo que cada uno tenga la misma cantidad aproximadamente, agrega unas 2 o 3 cucharadas de agua sobre las galletas para que se humedezcan y se queden adheridas al vasito, no hace falta mezclar ni amasar ni nada. Una vez hecho esto guárdalos en el congelador mientras continúas la receta.

Pon en remojo las laminas de gelatina, en agua a temperatura ambiente; mientras calienta la leche y en otro bol aparte monta la nata para postres, si quieres puedes añadir azúcar, yo no puse porque ya el chocolate lo endulza bastante. Para que monte con facilidad, yo suelo añadir cremor tártaro (Natafix) es sin gluten, pero esto es opcional, con media cucharadita vale.

Cuando la leche empiece a calentar (no hace falta que llegue a hervir), retira del fuego y agrega las láminas de gelatina hidratadas y escurridas, una a una a la vez que remueves. Cuando se hayan diluido agrega el yogur y mezcla hasta integrar.

Poco a poco añade la nata para postres montada, con unas varillas mezcla bien hasta que quede una mezcla homogénea. Esta será nuestra mezcla base. Resérvala.

Funde el chocolate blanco y el chocolate negro en boles separados, reserva. En un bol vierte lo que sería un tercio de la mezcla base, a ésta agrega más o menos lo que sería un tercio del chocolate blanco y la cantidad que consideres de sirope de fresas, puede se sino mermelada o confitura hecha en casa.

Mezcla hasta que esté todo integrado y saca del congelador los vasitos con galleta. Colócalos de forma inclinada y reparte la mezcla de crema de fresas en los 4 vasitos. A mi me pasó que se me empezó a cuajar, cuando eso pasa siempre puedes darle un golpecito de calor (10 segundos) en el microondas. Al estar los vasitos tan fríos, la mezcla queda casi cuajada según la viertes, así que hay que hacerlo rápido.

Vuelve a meter los vasitos en el congelador, conservando el ángulo de inclinación y procede a preparar la mezcla con chocolate.

Nuevamente, divide la mezcla base en 2 boles, mitad y mitad, a una mitad añade el chocolate negro (o con leche, el que hayas elegido), reserva un poquito para hacer decoración. Mezcla con las varillas hasta que quede la mezcla homogénea y nuevamente saca los vasitos del congelador, esta vez colócalos en posición normal.

Vierte en cada vasito por encima de la parte donde están las galletas, a modo de repartir toda la mezcla, reserva nuevamente en el congelador. No olvides que si la mezcla se ha endurecido mucho puedes ponerla 10 segundos al microondas.

Por último, a la mezcla base que queda le añadiremos unas gotas de vainilla y el resto del chocolate blanco fundido; con ayuda de las varillas lo mezclamos bien y volcamos por encima de la superficie de cada vasito, de modo que cada uno quede con la superficie cubierta. Los conservaremos en la nevera hasta que hayan cuajado completamente.

Para añadir decoración propia del día del padre, he hecho estos simpáticos bigotes de chocolate, que le dan el toque final a nuestros postres; te recomiendo que cuando hagas decoraciones muy finas como ésta hagas algunos más de la cuenta por si se rompe alguno.

Para rematar y además dar un poco de textura, unos trocitos de almendra crocanti… y listo!, servir muy frío que así es como más buenos están 😉

Felicidades a todos los papis!! ❤

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s