Tarta de cumpleaños “Vikingos” (Sin gluten)

A pesar de las circunstancias (COVID19 + confinamiento), en casa decidimos celebrar el cumpleaños de mi marido como siempre lo hemos hecho y así poder compartir con todos un poco de nuestra alegría 🙂 … este año la temática de la tarta ha sido inspirada en otra de las mejores series que hemos visto a lo largo de muchos años… Vikingos! por supuesto sin gluten.


Si eres fan de Vikingos seguramente al igual que nosotros estés enganchado a ella desde hace mucho tiempo, desde la temporada 1 nos pareció una super serie que merecía la pena ver hasta el final, y como ya casi estamos a las puertas de que acabe, quise dedicarle esta entrada con esta espectacular tarta de cumpleaños 🙂

La tarta en sí es bastante sencilla, pero con un toque diferente y original; el bizcocho es de almendra molida con un ligero sabor cítrico, relleno de nata montada y decorado con almendra crocanti por los bordes. Pero sin duda su atractivo y mayor elaboración ha sido la decoración inspirada en las armas vikingas que hemos ido viendo a lo largo de la serie.

Para modelar tanto el hacha y los escudos, he utilizado chocolate moldeable también conocido como chocolate plástico, que aunque lo venden en tiendas de pastelería también se puede preparar fácilmente en casa yo lo suelo hacer así y me va muy bien.

Debes tener en cuenta, si deseas hacer este tipo de decoraciones, que hay que anticiparse con al menos una semana, ya que requieren de muuuucho tiempo de reposo para lograr buenos resultados. Piensa que si preparas la pasta moldeable en casa, ésta no puede ser manipulada hasta que haya reposado al menos unas 24 horas como mínimo, y que una vez tengas elaboradas las figuras, haz de dejarlas reposar otras 24 horas para que sequen y endurezcan, si a esto le sumas añadir una capa de pintura, pues suma otras 24 a 48 horas o hasta que la pintura seque del todo, en fin, el modelado de chocolate es lento y laborioso. Para complicarme menos pude haber utilizado fondant de azúcar, pero sinceramente estoy ya un poco cansada de el, el chocolate sin embargo no creo que llegue a cansarme nunca 😛

Una recomendación que puedo darte cuando manipules chocolate moldeable, es que intentes manipular lo justo, no conviene que frotes demasiado la pasta, pues recuerda que el chocolate tiene materia grasa y con el calor de tus manos se ablandará demasiado entre más lo toques, así que intenta hacerlo pausadamente, es decir, cuando notes que se vuelve inestable déjalo reposar unos minutos y deja que tus manos se enfríen, utiliza herramientas como las estecas de modelado e intenta hacerlo en un sitio fresco.

Al igual que el fondant, al chocolate moldeable se le puede añadir colorante, yo sin embargo opte por pintarlo a brochazos por la superficie pues los colorantes que tengo no son apropiados para chocolate y no estoy segura del efecto que pueda aportar, por eso opté por pintar las piezas por la superficie una vez que éstas estuvieron endurecidas, para ello he utilizado colorantes alimenticios en gel de la marca Sugarflair, son sin gluten.

Receta del bizcocho de almendra (sin gluten)

Ingredientes: (bizcocho de 17 cm de diámetro)

  • 120 gr de harina sin gluten (yo usé de la marca Schar Mix C)
  • 8 gr de levadura en polvo (yo usé de la marca HACENDADO – sin gluten)
  • 2 huevos
  • 100 gr de azúcar blanca
  • 80 gr de margarina o mantequilla
  • 50 gr de almendra molida
  • ralladura y el zumo de 1/2 limón
  • 50 ml de leche al tiempo

Para el relleno:

  • 400 ml de nata para postres (Central lechera – Sin lactosa)
  • 2 cucharadas de azúcar glacé
  • aroma de vainilla (Dr Oetker – sin gluten)
  • cacao en polvo (VALOR – sin gluten)
  • Natafix para dar consistencia, es sin gluten (Opcional)

Para decorar:

  • Almendra tostada (crocanti) a cubos
  • Sirope de fresa
  • Figuras de chocolate

Preparación:

Calienta el horno a 180 grados, funde la margarina o mantequilla y dejamos templar, la mezclamos junto con los huevos, el yogur y ralladura de limón e incorporamos también el azúcar; mezcla vigorosamente hasta que todo quede integrado y sin grumos.

Ahora añade los ingredientes secos tamizados: la harina y la levadura, incorpora también la almendra molida, todo junto tamizado, mezcla poco a poco hasta incorporarla toda, finalmente añade el zumo de limón a la vez que mezclas hasta integrar por completo. Vuelca en el molde de horneado y hornea durante unos 30 a 35 minutos, hasta que notes que ha subido bastante y se va poniendo moreno el bizcocho. Retira y deja enfriar bien antes de desmontar.

Una vez enfriado y desmoldado, con un cuchillo o cortador, abre el bizcocho por la mitad para rellenar con el relleno de tu elección, en mi caso nata montada con azúcar y un toque de vainilla, yo he utilizado Natafix o cremor tartaro, es fenomenal para dar consistencia a la nata, y se monta mucho más fácil en menos de 1 minuto ya la tienes y lo mejor de todo es que es libre de gluten, yo me he vuelto muy fan de este producto he de decir.

Para el relleno he montado un brick de nata (200 ml) mezclada con azúcar glacé, una cucharadita de Natafix y una cucharada grande de cacao en polvo, y para la cobertura de afuera lo mismo pero sin cacao, en su lugar unas gotas de aroma de vainilla y listo.

Rellena la tarta con la nata y cubre por toda la superficie abundantemente, espolvorea la almendra tostada en cubos por todo el lateral de la tarta haciendo un poquito de presión con una cuchara para que se le quede adherida. La almendra en cubos (almendra Crocanti) la compre en Mercadona, la verdad que me gustó bastante aunque también podrías hacerla en casa, con una bolsita tuve mas que suficiente.

Para rematar he colocado la decoración a la tarta, los escudos apoyados en los laterales y el hacha incrustada por encima. Cuando se hacen decoraciones de este estilo, lo ideal es montarlo todo al momento de la celebración, es decir, justo antes de presentar la tarta con tus invitados, solo para prevenir que las figuras no se vuelvan inestables al estar mucho tiempo en contacto con la nata.

Para darle toque más realista he utilizado sirope de fresa escurrido por el borde de la tarta y con el cual he dibujado las runas germánicas de la dedicatoria, que han quedado estupendas!

Y bueno, después de todo hemos pasado un cumpleaños de serie 🙂 a esperar a la próxima!!

Feliz cumpleaños y skol!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s