Crackers de trigo sarraceno con tomate (sin gluten – sin lactosa – sin huevo)

Estas galletas crujientes con mucho sabor y textura son perfectas para tomar como aperitivo o para calmar el apetito a media mañana; están hechas con trigo sarraceno por lo que son libres de gluten, además no contienen lactosa ni huevo.

Me encanta el tomate la intensidad que aporta el tomate seco a las recetas, siempre he querido hacer por mi misma una receta de crackers sin gluten muy crujientes y aunque lo he intentado más de una vez nunca conseguí la consistencia y sabor que quería, hasta hoy 🙂

Así que si andabas buscando una receta similar, aquí te comparto la mía, está buenísima (doy fe) y muy fácil de preparar.

Receta de crackers de trigo sarraceno con tomate (sin gluten – sin lactosa – sin huevo)

Ingredientes:

  • 80 gr de trigo sarraceno
  • 20 gr de harina fina de maíz (MAIZENA)
  • 15 ml de aceite de oliva virgen
  • 20 ml de agua
  • 1 cucharada de semillas de lino
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 gr de levadura seca de panadería (marca MAIZENA sin gluten)
  • 1/2 cucharita de sal fina
  • tomate seco hidratado (al gusto)
  • romero seco (al gusto)
  • sal gorda para espolvorear

Preparación:

Hidrata el tomate seco en un poco de agua durante 1 hora, al mismo tiempo en otro cuenco con agua hidrata la mezcla de semillas de chía y lino también durante 1 hora.

Mezcla la harina de trigo sarraceno, la MAIZENA, la levadura seca de panadería, la sal y el romero al gusto. Agrega aceite e oliva y transcurrida la hora añade las semillas hidratadas y la pulpa del tomate seco hidratado.

Verás como las semillas se han puesto viscosas, esa es la idea, pues es lo que nos dará la elasticidad que necesitamos como sustituto del huevo.

Amasa hasta formar una bola ya sea manualmente o con ayuda de amasadora, yo lo he hecho manualmente ya que no una masa que requiera mucho trabajo. Coloca en la encimera o mesa de trabajo sobre una hoja de papel vegetal o alfombrilla de silicona y extiende con ayuda de un rodillo hasta que quede muy muy fina.

Con un cuchillo o cortador, recorta las galletas haciendo líneas marcadas pero sin llegar a cortar; hornea a 200 grados durante 10 a 12 minutos (horno precalentado).

Una vez hechas retira del horno y deja que se enfríen por completo, tardará pocos minutos. Recorta las galletas y consérvalas envueltas en papel film para que se mantengan crujientes por más tiempo.

Están buenísimas ya sea solas o para tomarlas con patés o queso de untar; hoy en día existen muchas marcas de quesos tipo Philadelphia sin lactosa.

¿Te animas a encender el horno? 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s