Budín de pan con naranja (sin gluten)

Una de las cosas que detesto hacer es tirar comida en casa, sobretodo si nos ponemos a pensar que los productos especializados sin gluten pueden llegar a ser hasta cuatro veces más caros de lo normal; por eso hoy te enseño a preparar una receta que es de aprovechamiento total: budín de pan con naranja 😉

Independientemente de si compras el pan o lo haces tu mismo(a) en casa, da mucha rabia tener que tirar trozos de pan pasado; yo la verdad intento aprovechar hasta el último pedacito para que no se desperdicie nada.

Por eso, cuando reúno una buena cantidad a menudo la alternativa más práctica es preparar un budín de pan. Hoy he querido hacerlo un tanto distinto al clásico budín de plátano, utilizando naranja para darle un toque distinto, te dejo aquí la receta.

Receta de budín de pan con naranja (sin gluten)

Ingredientes:

  • 500 ml de leche
  • 300 gr de pan pasado sin gluten (yo usé de la marca HACENDADO)
  • 250 gr de azúcar
  • 150 ml de agua
  • 2 huevos
  • 1 naranja mediana
  • 1 ramita de canela

Preparación:

Has de empezar confitando la naranja, para ello lava la naranja y corta rebanadas muy finas con todo y piel; colocalas en la sartén con el agua y la mitad del azúcar y cocinalas hasta que la naranja se ablande y se forme un caramelo no muy denso.

Una vez confitadas colócalas en el fondo del molde de horneado y escurre el resto del caramelo para fijarlas bien, de modo que no se muevan durante el horneado. Te recomiendo usar molde de aluminio, por experiencia, si usas de silicona éstas se desprenden y la idea es que al desmoldar queden puestas por encima.

Pon a calentar la leche junto con el resto del azúcar y algunos trocitos de naranja incluida la piel y una ramita de canela, lleva a ebullición, cuela y añade a los restos de pan desmigados para que éstos se impregnen.

Transcurridos unos 10 minutos en remojo licua todo el pan hasta que quede formada como una papilla.

Vuelca la mezcla en el molde repartiendo homogéneamente y alisando la superficie; hornea a 180 grados (horno precalentado) durante 40 a 45 minutos.

Poco a poco notarás como va cogiendo un poco de color, al igual que los bizcochos puedes comprobar si está hecho introduciendo un cuchillo y si éste sale seco retira, espera que se temple un poco y con mucho cuidado desmolda, es mejor hacerlo aún estando caliente ya que el caramelo puede que se endurezca y salga mal.

Puedes tomarlo templado aunque mi en lo personal me gusta más estando frío (de nevera), está buenísimo! 😛

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s