Postre de membrillo con crema de almendra tostada (sin gluten – sin lactosa)

Los membrillos al igual que las manzanas son frutos del verano-otoño y ya se empiezan a encontrar en las fruterías; siempre me gustó el dulce de membrillo aunque nunca supe como era realmente el fruto hasta que lo vi, los compré y preparé estos deliciosos postres que hoy te enseño como preparar.

Por si solo el membrillo al natural es una fruta que no apetece comer a mordiscos, su sabor es bastante ácido e incluso agrio que no anima en nada. Sin embargo, preparado en configuras y dulces adquiere un delicado sabor y color que apetece repetir.

Mi receta del postre que hoy te comparto es realmente muy deliciosa, combina ingredientes que saben bien por si solos pero que juntos saben todavía mejor, y lo mejor de todo es que son libres de gluten y lactosa.

Receta de postre de membrillo con crema de almendra tostada

Ingredientes (4 raciones)

  • 2 membrillos al natural
  • 150 ml de agua
  • 125 gr de azúcar blanca
  • unas gotas de zumo de limón

Para la crema de almendra:

  • 200 ml de nata líquida para postres (marca KAIKU – sin gluten, sin lactosa)
  • 100 gr de azúcar blanca
  • 75 gr de almendra molida y tostada
  • 2 yemas de huevo
  • 2 hojas de gelatina neutra

Preparación:

Empieza preparando la crema, como primer paso muele y tuesta las almendras para intensificar su aroma y color durante algunos minutos, retira y deja enfriar.

Mezcla las yemas con el azúcar con ayuda de varillas de cocina o batidora hasta blanquear, agrega la almendra molida y tostada y continúa mezclando hasta que se forme una pasta.

Pon a calentar la mitad de la nata (yo usé KAIKU – sin gluten y sin lactosa) y cuando empiece a hervir añade la gelatina neutra previamente hidratada, remueve hasta disolver.

A continuación incorpora la mezcla de las yemas con almendra, remueve hasta que todo se integre, retira y deja templar a temperatura ambiente. Por ultimo, monta la nata líquida (que deberá estar muy fría) e incorpórala a la mezcla removiendo cuidadosamente con una espátula, reparte en 4 cuencos y conserva en la nevera durante al menos unas 2 horas para que cuaje.

Mientras tanto pon a cocer los membrillos cortados en gajos en el agua con azúcar y unas gotas de zumo de limón. Cuando éstos estén blandos retira del almíbar y redúcelo unos 10-15 minutos para que espese.

Conserva los membrillos en la nevera hasta el momento de servir los postres, desmolda la crema de almendra, colócala en el plato y por encima los trozos de membrillo, escurre un poco del almíbar y listo.

Te puedo asegurar que es un postre de 10, casi no me ha dado tiempo a sacar fotos curiosas, tenía a los comensales muy impacientes 😛

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s