Bizcocho de queso y mermelada de higos (sin gluten)

Entre el higo y la breva, la segunda es la primera… pues sí, hace nada estuvieron de temporada los higos, si no los aprovechaste y te apetece alguna recetuca con ellos no te olvides que aún quedan las mermeladas; en el supermercado hay numerosas marcas y con ellas puedes hacer muy buenos caprichos como este bizcocho de queso y mermelada de higos que recién saqué del horno 😉

Me encanta usar queso en los bizcochos ya que les da mejor sabor y consistencia, la pena es que no puedo usarlo muy a menudo en principio porque a mi marido no le gusta (pero como ahora está de viaje yo aprovecho), pero también porque a mi no me sienta muy bien. Siempre he pensado que tengo intolerancia a los lácteos y aunque no me han practicado ningún análisis clínico para averiguarlo tengo muy claro que lo soy pues al no tomarlos mejoro enseguida.

Sin embargo, hay días que apetece pecar un poco y hoy ha sido uno de esos, con lo cual me he animado a encender el horno para preparar este jugoso bizcocho (por supuesto sin gluten) y a compartir contigo la receta, espero te guste.

Receta de bizcocho de queso y mermelada de higos (sin gluten)

Ingredientes

  • 150 gr de queso tipo Philadelphia
  • 120 gr de mermelada de higos
  • 100 gr de harina sin gluten (yo usé de la marca Schar Mix C)
  • 80 gr de azúcar moreno
  • 60 ml de aceite vegetal
  • 2 huevos
  • 1/2 sobre de levadura química en polvo (yo he usado marca ADPAN)
  • azúcar glacé para espolvorear

Preparación:

Preparar este bizcocho es muy sencillo, empieza por mezclar todos los ingredientes húmedos: el aceite, los huevos, el queso, el azúcar y la mermelada de higos; si lo prefieres puedes prescindir del azúcar y añadir únicamente mermelada; yo lo he hecho así porque el frasco que tenía estaba ya por terminar.

Posteriormente añade la mezcla de harina y levadura tamizadas, yo use de las marcas Schar Mix C y ADPAN, respectivamente, ambas sin gluten. Continúa mezclando hasta que la harina se integre y vuelca sobre el molde donde vas a hornear; éste puede ser de aluminio (previamente engrasado) o de silicona, yo he escogido del segundo en forma de savarín.

Hornea a 180 grados durante unos 20 a 25 minutos (horno precalentado) hasta que notes que ha subido y está bien doradito por encima. Notarás que va soltando un olor muy agradable según se hornea, la combinación higo-queso para mí es sensacional!! 😀

Transcurrido el tiempo en el horno, puedes comprobar si está bien hecho introduciendo un palillo de madera, si éste sale seco retira y deja enfriar bien antes de desmoldar.

Para presentarlo más curiosín espolvorea un poco de azúcar glacé por encima, es perfecto para desayunar o para golosear a cualquier hora del día 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s