Sorbete de tamarindo casero (sin gluten – sin lactosa – sin huevo)

Siempre que llega el verano nos dan ganas de refrescarnos un poco y que mejor que con un helado; si bien es cierto que la gran mayoría de marcas hoy en día están libres de gluten, no todas se libran de la lactosa, por lo que a muchos no los podemos tomar. Pero no todo está perdido, están los polos de agua o los refrescantes sorbetes caseros como el que hoy te enseño a preparar.

Mucha gente tal vez no conoce este fruto tan particular, en España no se si se cultivará pero de vez en cuando he visto que se comercializa en los supermercados. Proviene de la India (hasta donde sé) y muchos dicen que tiene numerosas propiedades medicinales, yo solo se que es muy refrescante y lo digo porque mi madre solía servirnos refrescos bien fríos cuando vivía en El Salvador, ya que ahí su cultivo es bastante común.

La recetita de hoy es bastante sencilla, tanto que de hecho no necesita ni heladera solo requiere un poquito de cuidado ya que tienes que estar removiendo cada poco pero merece mucho la pena porque en verano (o en cualquier otra estación) algo frío después de una comida copiosa siempre viene de maravilla. En fín, aquí la tienes.

Receta de sorbete de tamarindo casero (sin gluten – sin lactosa – sin huevo)

Ingredientes (8-10 raciones):

  • 250 ml de agua al tiempo
  • 300 gr de tamarindo
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 2 gr de agar-agar o 2 gr de gelatina neutra

Preparación:

Antes de empezar he de decirte que tengo mis dudas con el agar-agar, originalmente lo utilicé para hacer esta receta pero en ese entonces la marca que usé (VAHINÉ) solía etiquetar sus productos sin gluten y ahora mismo parece ser que ya no, así que ante la duda revisa etiquetas y sino sustituye por gelatina neutra en la misma proporción.

Pela los tamarindos y colócalos en el bol con agua, deja que reposen durante 1 hora para que suelten la pulpa, y cuando ya estén esponjosos retira las pepitas, la mejor forma de hacerlo es con la mano directamente.

Calienta un poquito de agua en el microondas durante 1 minuto, y ya que esté bien caliente disuelve en ella el agar-agar o gelatina neutra, remueve hasta que se hayan disuelto los grumos.

Agrega el agar-agar disuelto en la pulpa de tamarindo y añade el azúcar a tu gusto, yo le he puesto solo 4 cucharadas pues la verdad me gusta bastante el sabor ácido del tamarindo, me da la sensación de que es más refrescante.

Introduce en el congelador durante 1 hora, retira y remueve con una cuchara para evitar que se formen cristales de hielo; repite la operación cada hora 3 o 4 veces más hasta que veas que coge consistencia.

Como ves hacer helados en casa resulta bastante fácil, aún sin heladera. He querido experimentar el uso del agar-agar como alternativa a la forma tradicional de elaboración de helados caseros en los que comunmente se utiliza clara de huevo, sinceramente me da mucho “yu-yu” saber que estoy comiendo huevo sin cocinar 😛

Ale!… a refrescarse!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s