Cramique con frutas confitadas (sin gluten)

Bueno, una vez más he querido encender el horno para probar otro experimento con la harina PROCELI, me ha gustado mucho la textura que le da al pan y es que precisamente ésta harina sin gluten es lo más parecido que hay a la harina de fuerza, y para comprobarlo he preparado este esponjosísimo cramique de frutas confitadas.

El cramique es una receta típica Belga, que consiste básicamente en un pan tipo brioche (la miga y sabor más parecido al del pan que a un bizcocho), su miga es suave y esponjosa con un toque dulce que aunque yo le he puesto frutas confitadas originalmente lleva pasas; en la cocina se vale improvisar 😛

La receta la he tomado de la enciclopedia de postres de Larousse para adaptarla con nuestras harinas sin gluten; como me gustó mucho como me quedaron los donut holes del otro día, he vuelto a animarme a usar la marca PROCELI pues veo que da muy buenos resultados. En fin, vamos al lío.

Receta de cramique de frutas confitadas (sin gluten)

Ingredientes:

  • 250 gr de harina panificable sin gluten (yo usé de la marca PROCELI)
  • 150 ml de leche (la marca KAIKU es sin lactosa)
  • 100 gr de frutas confitada (o pasas)
  • 10 gr de levadura fresca sin gluten (yo usé de la marca Levital)
  • 50 gr de mantequilla o margarina (la marca Artúa es sin lactosa)
  • 50 gr de azúcar glacé
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de azúcar vainillado
  • pizca de sal

Preparación:

Como ya comentaba antes, la receta original ponía utilizar pasas, yo las he sustituido por frutas confitadas pero si quieres utilizar pasas deberás primeramente dejarlas hidratando en 1 vaso de agua durante algunas horas antes de utilizarlas.

Pon a templar la leche al microondas durante unos 30 segundos, añade en ella la levadura desmigada y deja reposar 15 minutos, verás como ha fermentado la levadura. Incorpórala a la harina y añade la mantequilla o margarina, los huevo, la vainilla, el azúcar y la sal, amasa hasta que todos los ingredientes estén integrados y se forme una masa pastosa pero sin grumos. Corta la fruta confitada en trocitos pequeños y agrégalos a la masa, continua mezclando hasta que los trocitos de fruta se distribuyan por toda la masa.

Vuelca la masa en un molde ya sea de silicona o de aluminio previamente engrasado, yo he usado uno de silicona alargado como de plumcake, pero la forma al final no es importante eso ya queda a tu elección. Con una espátula alisa un poco la superficie para que quede más o menos igualado y deja reposar durante 1 hora dentro del horno apagado y tapado con un trapo o un trozo de papel film transparente.

Transcurrido el tiempo de levado, hornea a 200 grados durante unos 20 a 25 minutos (horno precalentado), como cada horno es un mundo lo mejor que puedes hacer para comprobar que está hecho es introducir un cuchillo o un palillo de madera por el centro, si al retirarlo sale húmedo déjalo más tiempo, si sale seco retíralo y deja enfriar antes de partir. Como ves, a mi me ha quedado un poco morenito, para evitar que esto pase es recomendable cubrirlo con papel de plata por encima para que no se pase de moreno; obviamente no lo hice pero para la próxima lo tendré en cuenta 😉

Bien dicen que poco duran las cosas buenas, ayer lo preparé y hoy no quedan más que 2 trocitos… así estaba de bueno!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s