Pan focaccia (sin gluten – sin lactosa)

Este fue uno de mis primeros experimentos de panes con harina sin gluten, la verdad es que para principiantes como yo viene muy bien esta receta recetas (al menos para generar confianza) ya que además de utilizar pocos ingredientes tampoco necesita mucha técnica ni mucho esfuerzo y para acompañar la comida no viene nada mal.

Debo decir que conseguir hornear un pan “decente” sin gluten me costó muuucho tiempo, al principio solo sacaba del horno panes tipo piedra (pesados y duros), me costó cogerle el truco a la harina, no me levaba como tenía que ser y quedaba demasiado compacto.

Sin embargo a pesar de mis desastres seguí insistiendo, y éste fue uno de los primeros panes que no resultaron tan desastrosos, la receta que seguí fue la del libro de recetas de Schar La cocina fácil” y me sorprendí de ver lo bien que quedó. Es bastante sencilla y con muy buen resultado, así que por eso quiero compartir aquí la receta.

Receta de pan focaccia (sin gluten – sin lactosa)

Ingredientes:

  • 300 gr de harina panificable sin gluten (yo usé de la marca Schar Mix B)
  • 5 gr de levadura seca de acción rápida (marca MAIZENA es sin gluten)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 250 ml de agua templada
  • sal gorda y romero seco al gusto

Preparación:

Coloca la harina en un cuenco (yo usé de la marca Schar Mix B), añade la levadura seca (marca MAIZENA sin gluten) y un poco de romero seco, mezcla bien todos los ingredientes para que queden bien repartidos. Abre un huequito por en medio y agrega el agua templada (con ponerla 30 segundos al microondas vale) junto con el aceite y amasa hasta que obtengas una masa lisa y homogénea. Puedes hacerlo manualmente o con ayuda de amasadora, yo lo hice a mano.

En la bandeja del horno coloca un trozo de papel vegetal, extiende la masa dando la forma que desees hasta dejarla de un grosor de 1 cm más o menos y deja reposar a temperatura ambiente durante unos 30 minutos tapada con un paño húmedo o un trozo de papel film transparente untado con aceite.

Mientras leva, enciende el horno a 200 grados para que se vaya calentando; y transcurrido el tiempo de levado, unta la superficie con un poco de aceite de oliva y espolvorea la sal gorda y más romero seco (a tu gusto). Hornea durante 30 minutos o hasta que notes que se ve doradito por encima, retira y deja enfriar.

Ahora ya puedes acompañar tus comidas sin mayor complicación y por supuesto sin gluten! 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s